10/03/2020/

UPTA pedirá al ministro Escrivá la bonificación del 100% de la cuota de Seguridad Social de los autónomos, en el caso de un cese de la actividad temporal por cuarentena por riesgo de contagio por el Covid-19. Los casos de contagio diagnosticados deberán ser protegidos como enfermedad profesional.

La organización considera que los casos de cuarentena por riesgo de contagio de Covid-19, o los diagnosticados como contagios efectivos, deben ser tratados para los trabajadores autónomos como bajas por enfermedad en el primero de los casos, y como enfermedad profesional en el segundo. Así se lo expresará el presidente de UPTA España, Eduardo Abad, al Ministro de Inclusión y Seguridad Social en la reunión que mantendrá con Escrivá el próximo jueves 12 de marzo.

Además de otras disposiciones que tendrán que adoptarse en materia económica y laboral, en caso del presumible empeoramiento de la situación, UPTA cree imprescindible que también las medidas vayan acompañadas por la exención total de pago de la cuota a la Seguridad Social desde el primer día que se establezca la cuarentena o el diagnóstico definitivo por parte de los servicios médicos correspondientes.

César García, Secretario General de AMTAS-UPTA considera que “también será necesario que en los ámbitos municipales y autonómicos se establezcan mecanismos de contingencia y ayuda fiscal ante las innegables consecuencias económicas que se producirán y que padecerán los autónomos de forma más virulenta, por tratarse este colectivo el más débil de la cadena económica”.

En este sentido, también se solicitará al Ministerio de Economía información sobre cuáles serán los mecanismos de ayuda diseñadas para aquellas actividades económicas que tengan que interrumpir temporalmente la actividad, medidas que deben contemplar al menos aplazamientos sin intereses en el pago de impuestos y cotizaciones sociales, así como alternativas financieras a través del ICO que mejoren las dificultades de liquidez transitoria.

Por otra parte, César García insta a los trabajadores autónomos a que sigan las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, y siempre que su actividad económica lo permita, traten de evitar situaciones de riesgo optando, por fórmulas como el teletrabajo, principalmente en las comunidades autónomas con mayor riesgo de contagio.

Al margen de estas medidas, desde la organización transmitimos nuestro máximo respeto y confianza sobre el sistema sanitario español, que actúa de forma diligente y absolutamente acertada en la gestión de esta crisis sanitaria, si bien consideramos que debe recibir urgentemente mayores medios materiales y humanos para realizar su gestión.