18/02/2020

74 TRABAJADORES AUTÓNOMOS MURIERON EN 2019 DEBIDO A ACCIDENTES DE TRABAJO

  2019 finalizó con 74 fallecimientos, 67 durante la jornada de trabajo y 7 in itinere y se registró una incidencia de 2,10 accidentes mortales durante la jornada laboral por cada 100.000 trabajadores.
  Según las estadísticas del Ministerio, en el pasado ejercicio hubo 34.605 accidentes de trabajo con baja entre autónomos, de los cuales 2.440 fueron accidentes in itinere. Han sido considerados muy graves 844 de los accidentes, siendo el índice de aplicación por cada 100.000 asegurados sensiblemente más bajo que el de los trabajadores por cuenta ajena.
  En Madrid se registró un total de 3176 accidentes de trabajo, de los cuales un total de 2902 fueron en jornada de trabajo y 274 in itinere.  
 Por sectores, el sector servicios registra 29 autónomos fallecidos, de ellos el transporte ha sido especialmente castigado con 12 fallecimientos, al igual que el comercio con 11 víctimas mortales. La construcción con 21; el sector agrario con 12 y la industria también con 12 víctimas, son los sectores que han causado el total de los accidentes de trabajo mortales.
  También es en el sector servicios donde se acumula el mayor número de accidentes catalogados como graves, 312, seguido del sector de la construcción con 216. La mayoría de los casos originan incapacidades permanentes o bajas por accidente de forma más prolongada en el tiempo.
  Los datos de la estadística de la siniestralidad en nuestro colectivo toman una dimensión desconocida hasta ahora. Por ello esta misma semana el presidente de UPTA, Eduardo Abad se reunirá con el director del instituto nacional de seguridad y salud en el trabajo, Javier Pinilla, y abordará esta problemática en profundidad.
  Eduardo Abad “tenemos que desarrollar acciones directas en materia de prevención de riesgos en el trabajo, durante años los autónomos no han figurado en las estadísticas de siniestralidad laboral, ahora, con la entrada en vigor del decreto del 28 de diciembre del 2018 todos los autónomos cotizan por accidente de trabajo y enfermedad profesional. Hay que tomar medidas para reducir el número de accidentes en nuestro colectivo. Además, queremos que los sectores que han sido más precarizados desde el punto de vista laboral tengan una especial vigilancia, puesto que es en estos donde más siniestralidad se produce”.