3.400 MILLONES DE EUROS NO ESTÁN CONTEMPLADOS EN LAS DECLARACIONES DEL IRPF COMO GASTOS DEDUCIBLES

Tal y como se anunció a bombo y platillo en la Ley de Medidas Urgentes del Trabajo Autónomo aprobada en octubre de 2017, los trabajadores autónomos podrían deducir los gastos de manutención hasta un máximo de 27,27€ diarios (48€ en el extranjero), en concepto de gastos de dietas y manutención.

Los requisitos, únicamente se referían a que el gasto se generase en el desarrollo de la actividad económica, en establecimientos de restauración, y que el pago se efectuase por medios telemáticos.

Pero nada más lejos de la realidad, la interpretación de la Agencia Tributaria sigue siendo restrictiva, ya que continúa siendo imposible deducir los gastos de manutención en los que incurren miles de autónomos, cuando por necesidades de su actividad tienen que desplazarse fuera de su domicilio para realizar su trabajo.

César García, Secretario General de AMTAS-UPTA, “nos mintieron en la negociación de esta Ley, y lo peor es que siguen sin resolver el problema los que en su día, ocupaban la bancada de la oposición y ahora gobiernan.  Es un auténtico despropósito y no podemos continuar así”.

AMTAS-UPTA, ha remitido en multitud de ocasiones el texto que resolvería definitivamente cualquier tipo de interpretación equivoca. Un sistema que define claramente la jornada de trabajo dejando prueba efectiva del gasto legible, y que incorpora los pagos indirectos como un sistema adecuado para realizar la transacción dineraria.

Igualmente, también hemos demandado de manera reiterada la reforma de la aplicación de las deducciones de los gastos de suministros en la vivienda destinada a la realización de la actividad económica. En este caso, la reforma ha sido aún más sangrante, puesto que de poder deducirse el 30% de los gastos de suministros, hemos pasado a poder deducir el 30% de los gastos de un máximo del 30% de los metros cuadrados declarados como superficie útil de trabajo, lo que en realidad se ha convertido en un 9 % como máximo de deducción total.

Por todo ello, hemos decidido emprender una campaña reivindicativa, en la que además de hacer pública esta situación, empezaremos una vez más, a presentar iniciativas parlamentarias que devuelvan a nuestro colectivo lo que le corresponde y que nunca debió haber sido arrebatado