El mes de Enero fue negativo para la evolución del colectivo de trabajadores autónomos en Madrid, ya que se perdieron 2.002 afiliados por cuenta propia a la Seguridad Social, casi el 30% del total que había crecido durante todo el año precedente.

Según los datos de la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS), organización integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), también ha ocurrido este fenómeno, aunque en menor grado, entre los trabajadores autónomos extranjeros, cuyo número en el último día de Enero es de 42.886, mientras que a finales de Diciembre era de 43.255 Una reducción de 369 que contrasta con el crecimiento que conocieron en el año anterior.

Del total de autónomos extranjeros en nuestra Comunidad, 27.155 son hombres y 15.731 mujeres. Los procedentes de países de la Unión Europea son 16.809 y de fuera del espacio europeo son 10.646.

Estos datos demuestran que es imprescindible profundizar las medidas para potenciar el emprendimiento en nuestra Comunidad, pero sobre todo aplicar políticas que permitan mantener los negocios que se han creado en los últimos años, “política que debe extenderse al colectivo de inmigrantes extranjeros que en buena parte han mantenido nuestro nivel de iniciativa emprendedora en estos duros años de crisis, pero que se podrían perder cuando parece que las condiciones económicas deberían mejorar”, según declara el Presidente de AMTAS-UPTA, Sebastián Reyna.