02/03/2021/

El año 2021 no ha empezado con buenos datos en los registros de afiliación al RETA. El mes de enero nos dejaba una pérdida de 14.000 autónomos, y aunque el mes de febrero haya arrojado cifras positivas para el trabajo autónomo, detrás de estos datos se ocultan grandes tragedias en la hostelería, el comercio y otros sectores tradicionales.

Si bien es cierto que, tras el inicio de la campaña de vacunación, aquellos sectores relacionados con el ocio, la hostelería y el pequeño comercio, tienen puestas sus esperanzas en una reapertura gradual, en que poco a poco la curva se controle y se incentive el consumo, aunque sea muy despacio.

Sectores importantes del trabajo autónomo han registrado en el mes de febrero cifras positivas en su afiliación, es la hostelería la que sigue arrastrando más pérdidas con 1.188 bajas en el RETA. Por otro lado, los sectores de la construcción, las actividades científicas y técnicas y el transporte han aumentado en 1.802, 1.312 y 1.148 activos respectivamente.

Por Comunidades Autónomas, casi todas las autonomías han contabilizado un ascenso en la afiliación al RETA, aunque Cataluña, Andalucía y la Comunidad de Madrid han registrado los mejores datos con 1.724, 1,162 y 1.073 autónomos más respectivamente. Por otro lado, las regiones que han anotado cifras negativas con respecto al mes anterior han sido Castilla y León, que ha perdido 92 autónomos, Extremadura con 16 activos menos y Asturias, con una pérdida de 6 trabajadores por cuenta propia.

César García, Secretario General de AMTAS-UPTA, “pedimos a la Administración que se concreten las ayudas a sectores fundamentales de nuestra economía y a otras actividades que llevan sin facturar desde marzo de 2020, e instamos al Ministerio de Asuntos Económicos a consensuar estas medidas con las organizaciones representativas del trabajo autónomo. Sólo mediante el diálogo conseguiremos adecuarlas a las necesidades de nuestro colectivo».