Madrid, 3 de septiembre de 2015.- 9.910 fue el número de viajeros que hicieron uso de alojamientos de turismo rural en sus diferentes modalidades durante el pasado mes de julio en la Región, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), a los que ha podido acceder la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS), organización integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Este dato representa un descenso del 17 %, (2.183 menos) con respecto al mismo mes de julio de 2014. Además, AMTAS considera muy mal dato que se mantenga un grado de ocupación en los días de tarifa normal del 19,18 %, superior en fines de semana, que llega al 39,22 %. “Una ocupación con la que es muy difícil dar respuesta a las necesidades profesionales de los autónomos que trabajan en este sector”, asegura el presidente de AMTAS. Sebastián Reyna.

También un dato negativo ha sido la evolución de los precios que han decrecido en un 1,77  % en tasa de variación anual.

De los viajeros recibidos en el turismo rural madrileño sólo el 10 % (942) son extranjeros. “Por lo que parece aún más necesario expandir a nivel internacional la oferta de turismo rural de nuestra Región”, asegura Reyna.

Actualmente la Comunidad de Madrid cuenta con 247 establecimientos de turismo rural, 3.489 plazas y el personal empleado en estos centros es de 460.