21/12/2020/

El acuerdo entre los grupos PP, Cs y Vox para aprobar el presupuesto municipal en la capital elimina la línea de ayudas a las organizaciones de autónomos, en plena crisis económica brutal en el que las asociaciones estamos volcándonos en atender al colectivo

La decisión choca contra el espíritu de colaboración iniciado con la constitución hace dos meses del Consejo Municipal del Trabajo Autónomo

Estos días hemos conocido, a través de los medios de comunicación, que el acuerdo alcanzado en el Ayuntamiento de Madrid para la aprobación del Presupuesto municipal 2021 entre el Partido Popular, Ciudadanos y Vox contempla la supresión de la línea de ayudas a “iniciativas y actividades para la mejora de la competitividad de los autónomos”. Desde la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (UATAE) y la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), lamentamos esta decisión y denunciamos que, con ella, el Consistorio da la espalda a los trabajadores autónomos madrileños en el peor momento, en mitad de una crisis económica brutal en la que nuestra labor de atención, acompañamiento y asesoramiento a los trabajadores autónomos se ha multiplicado, cubriendo el vacío de la propia administración -también del ayuntamiento de Madrid-.

La supuesta intención de sustituir estas ayudas por otra convocatoria de concurrencia competitiva pretende revestir de transparencia un retroceso histórico en la gestión compartida y participada de las políticas de asistencia a las trabajadoras y trabajadores por cuenta propia y abre la puerta a que hagan negocio a costa de los autónomos empresas y entidades ajenas a su problemática y exclusivamente interesadas en captar financiación pública.

Mientras los autónomos y autónomas de la ciudad de Madrid luchan por mantener abiertos sus negocios y por seguir aportando actividad, empleo e innovación a nuestra economía y nuestros barrios, su ayuntamiento parece optar por generar más incertidumbre, confusión y un ruido innecesario con los programas y recursos destinados a ellos.

La decisión choca, además, contra el espíritu de colaboración iniciado hace apenas dos meses, el 21 de octubre de 2020, con la constitución del Consejo Municipal del Trabajo Autónomo. Parece incompatible apostar por un espacio de diálogo y trabajo conjunto y, por otro lado, enterrar las vías de colaboración ya existentes.

La autoproclamada apuesta por el emprendimiento y la importancia de los autónomos de la que hace gala el equipo de gobierno municipal de Partido Popular y Ciudadanos queda más que cuestionada con esta imposición de Vox. Rechazamos que los y las trabajadores autónomos madrileños, así como otros colectivos y agentes de la sociedad civil comprometidos con los derechos sociales, se conviertan en moneda de cambio política, o en la cabeza de turco exigida por la extrema derecha para su apoyo a las cuentas municipales, mientras se introducen subvenciones a organizaciones religiosas en contra del principio de aconfesionalidad, o a otras de marcado carácter ideológico sin arraigo en la ciudad ni trayectoria de servicio a los madrileños y madrileñas.

Por todo ello, le pedimos al equipo de gobierno de PP y Cs que reconsidere esta decisión y busque en el Pleno municipal los apoyos necesarios para no dar la espalda a los trabajadores y trabajadoras autónomas de la ciudad de Madrid.