23/03/2020/

Los gastos de préstamos hipotecarios y de tesorería o liquidez son una de las principales obligaciones contraídas por nuestro colectivo. Un autónomo, de media hace frente mensualmente al pago de entre 500 y 1.000 euros, por eso es vital la reestructuración de este tipo de deuda para poder afrontar el futuro con ciertas garantías.

Una de las principales preocupaciones de los trabajadores autónomos es cómo hacer frente a las obligaciones de los pagos de préstamos hipotecarios de locales comerciales, además de los préstamos de tesorería y liquidez. “Los autónomos no necesitan un nuevo préstamo para pagar los ya concedidos, no pueden contraer más obligaciones que aumenten su nivel de endeudamiento”, ha matizado Eduardo Abad, presidente de UPTA. “Es primordial para nuestro colectivo, mientras continúe la situación de inactividad económica de los negocios, establecer un sistema que permita redistribuir en la vida del préstamo o hipoteca el pago de mensualidades establecidas en los contratos. Está sería una medida que aliviaría la angustiosa situación que está causando el COVID-19 en la economía de nuestro país.”

Está propuesta no tendría consecuencias negativas en el sistema bancario español, puesto que en ningún caso se trata de eximir del pago, sólo de una restructuración de la deuda a largo plazo.

Necesitamos ofrecer alternativas factibles a los trabajadores autónomos, por ello, UPTA ha enviado esta misma mañana la petición de dicha medida al Ministerio de Economía del Gobierno de España.