Madrid, 14 de septiembre de 2015.- El Cooperativismo es sin duda una de los mejores instrumentos para dar respuesta al asociacionismo empresarial y una vía eficaz para crear empleo aprovechando las sinergias de la unión de las empresas, según la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS), organización integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Los trabajadores autónomos son, por otra parte, el sector más necesitado de agrupación y deben esforzarse por encontrar los mejores modelos de integración y con ello rentabilizar sus explotaciones económicas.

La Comunidad de Madrid cuenta con casi 1100 cooperativas que dan empleo a más de quince mil trabajadores.

Por otra parte, la región de Madrid tiene más de 370.000 trabajadores autónomos, de los que el ochenta por ciento realizan sus actividades de forma independiente sin contar con asalariados a su cargo.

La Ley 4/1999 de 30 de marzo, de Cooperativas de la Comunidad de Madrid, contempla los diferentes modelos cooperativos, reconoce la pujanza de los fenómenos de cooperación y la importancia de su fomento, por la versatilidad del método cooperativo y su probada eficacia para crear empleo estable. La Ley también contempla dentro de la tipología de cooperativas aquellas que están pensadas de forma expresa para los profesionales, trabajadores y empresarios autónomos, como son las de los servicios profesionales y empresariales, y las de Comercio Ambulante, Agrarias y de Transportistas.

El factor más débil para la capacidad de acción económica de los autónomos  viene dado por su escasa dimensión empresarial. Esta escasa dimensión solo puede ser superable a través del asociacionismo económico, que permite una economía de escala que posibilita la competencia en el ámbito del mercado, la mejora de la gestión, reducción de costes y finalmente creación de empleo, tanto entre los propios autónomos, como por parte de las propias estructuras asociativas.

Sin embargo, no es fácil inculcar la cultura asociativa en un colectivo poco acostumbrado al asociacionismo, pero aun menos si no se cuenta con la formación suficiente y conocimiento de la legislación aplicable.

Por esta razón, AMTAS-UPTA, con el apoyo de la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad de Madrid, pone en marcha en este mes de septiembre una campaña informativa sobre las posibilidades que el cooperativismo ofrece a los trabajadores por cuenta propia, de manera general, pero también de forma específica dirigida a determinados sectores de actividad.

La campaña cuenta con cinco actos que se celebrarán en las instalaciones de Parla Business Lab, en Parla, c/ Alfonso el Sabio nº 59, y en la sede de AMTAS en Madrid, calle Ciudad Real nº 5. Tres de estas jornadas se dirigirán de manera particular a los sectores del transporte y del comercio ambulante.

Para Sebastián Reyna, presidente de AMTAS-UPTA, la cooperativa es la mejor respuesta para las tendencias actuales que priman la economía y el consumo colaborativo, pero que necesitan de fórmulas legales y técnicas para su desarrollo.