01/04/2020/

Las ayudas a los autónomos de la Comunidad de Madrid a causa del Covid19 se agotan en cuatro días.

La Comunidad de Madrid aprobó otorgar ayudas directas de hasta 3.200 euros a los autónomos/as de la Comunidad de Madrid que demuestren haberse visto afectados por el Covid19 y que hayan descendido en su facturación.

Otro de los requisitos para optar a esta ayuda era el compromiso de los autónomos a permanecer 12 meses dados de alta en el RETA, como condición a la percepción de las ayudas, pero apenas 1500 autónomos podrán beneficiarse de la medida.

AMTAS considera que la ayuda no estuvo bien diseñada, y que quedaba mucho mejor sobre el papel que sobre la aplicación a los autónomos. “En primer lugar se trataba de la adaptación de otra medida aprobada dos años atrás, y que contemplaba ayudas para paliar los efectos económicos negativos que causan en los autónomos las catástrofes naturales o las obras civiles. Esto nos llevó a tener muchas dudas sobre a quién iban dirigidas las ayudas, si a autónomos/as sin trabajadores, con trabajadores, con locales comerciales, sin ellos, o para todos”, comenta el secretario general de AMTAS, César García.

En segundo lugar, para la organización, la cantidad subvencionable era desmesurada, “más aún cuando conocimos que la partida presupuestaria era de 5 millones de euros, y que con esa cantidad solamente llegaba para ayudar a apenas 1500 autónomos, de los más de 400.000 autónomos de nuestra región”, comenta García.

Desde AMTAS apuestan por medidas complementarias a las que el Gobierno central está aprobando derivadas de la situación de alarma sanitaria, y por eso han pedido a la CAM que se apruebe una ayuda para todos los autónomos/as que hayan accedido a la prestación extraordinaria de cese de actividad aprobada por el Consejo de Ministros, del 30% de su base de cotización. “El Gobierno aprobó una prestación del 70% de nuestra base de cotización. Pedimos a las CCAA el otro 30% para no perder liquidez”, apunta García.

Por otra parte, la organización considera que el problema más presente en estos momentos es hacer frente, con prestación o sin ella, a los gastos generales y cuotas de seguridad social. Por eso la organización pide la puesta en marcha de una línea de microcréditos sin intereses para ayudar a pagar todos los gastos que, abiertos o cerrados, deben seguir acometiendo los autónomos. “Nuestra preocupación más inmediata es afrontar los pagos de SS, nuestros y de nuestros trabajadores, afrontar nuestros gastos generales y sobre todo nuestros alquileres, así como hacer frente a nuestros préstamos hipotecarios y de tesorería”, dice García.

AMTAS-UPTA lamenta profundamente que ante situaciones como esta no se haya convocado el Consejo Autonómico del Trabajo Autónomo, “si este no era el momento de convocarlo y el Consejo no participa en estas decisiones, quizá sea el momento de disolverlo y no perder más tiempo”, apunta García.

“No es el momento de innovar, es el momento de escuchar y de ir de la mano. Es el momento de aprovechar medidas aprobadas y de complementarlas para hacerlas mejores, es el momento de tomar decisiones y de apoyar a los autónomos y autónomas de nuestra CCAA. Por nuestra parte, seguiremos negociando con el Gobierno Central medidas como el aplazamiento de la presentación de las obligaciones tributarias al mes de Julio, un acceso rápido a la prestación extraordinaria por cese de actividad, o una modificación en el porcentaje de minoración de facturación para obtener la prestación que no supere el 50%” concluye García.