05/05/2020/

SI NO SE LLEGA A UN ACUERDO PARA PROLONGAR EL ESTADO DE ALARMA, LA SITUACIÓN PARA LOS AUTÓNOMOS SERÁ INSOSTENIBLE

Los datos son devastadores, más de 41,000 autónomos han cesado definitivamente sus negocios en el pasado mes de abril en España. Los sectores más afectados por la crisis de COVID- 19 son el pequeño comercio que pierde 9.477 activos, construcción con 5.805 bajas y las actividades profesionales con 4.283 autónomos menos.

Respecto a Madrid, la diferencia entre febrero y abril alcanza la cifra de -8155 autónomos, habiendo experimentado un descenso de 6152 entre febrero y marzo, período de mayor pérdida de trabajo autónomo. Del mes de marzo a finales de abril el descenso supone la pérdida de 1972 autónomos.

Sería incomprensible que partidos políticos que alzan la bandera del trabajo autónomo sean ahora quienes son perjudiciales de forma irresponsable a nuestro colectivo. De darse esta situación los autónomos no olviderán ni podrán perdonar que se les deje totalmente desamparados y desprotegidos.

César García, secretario general de AMTAS-UPTA: “Espere estos datos en cuanto al número de autónomos que cierran sus negocios. Afortunadamente, el balón de oxígeno que tiene el presunto cese de actividad ha frenado una caída histórica. Pero cuidado, si el miércoles no se prolonga el Estado de alarma, no tendremos las ayudas que nuestro colectivo ha obtenido una base de negociaciones con el Gobierno. Este escenario podría provocar una auténtica catástrofe, si desaparece medidas fundamentales como el cese de actividad, la moratoria del pago de cuotas sociales y alquileres o de pago de préstamos, cambia radicalmente la situación de los ERTES, y podría ser una irresponsabilidad mayúscula.