01/06/2022/

Según los cálculos realizados por AMTAS-UPTA, 274.781 autónomos madrileños se beneficiarían del ahorro del nuevo modelo de cotización.

163.881 dejarían de ingresar a la seguridad social 527€ anuales a partir del 2023

27.621 ahorrarían 407€ al año, 44.114 pagarían 287€ menos y 39.165 rebajarían su cotización en 47€ anuales.

Para los 56.404 autónomos societarios que declaran rendimientos netos por debajo del SMI y que también se beneficiarían de este nuevo sistema, el ahorro sería de 84€ mensuales, lo que significa que en el año 23 y hasta el año 25 ahorrarían una media de 1.000€ por ejercicio.

Otros 29.629 autónomos no sufrirán aumento alguno en las cuotas ya que son aquellos que están entre el tramo de los que tienen rendimientos netos entre 1.300€ y 1.700€.

Para el resto del colectivo, el aumento se atenúa de forma importante. Desde los que superan los 1.700€ mensuales, que tendrán una cotización de 400€, hasta los que superan los 4.050€ que tendrán que hacer frente a una cotización de 550€.

Desde AMTAS-UPTA creemos que aún existe margen de mejora para que los que tienen peores condiciones puedan rebajar aún más su aportación a la seguridad social; por el contrario, consideramos que aquellos que tienen rentas de trabajo por encima de 2.300€ deberían hacer un mayor esfuerzo contributivo y de esta manera poder rebajar aún más a los autónomos que no llegan al SMI, en aplicación del principio de solidaridad del sistema.

Este nuevo modelo de cotización funcionaria de forma automática y es auto corrector, es decir, aquellos que elijan un tramo inferior al que realmente declaran en el IRPF tendrán que ajustarlo una vez concluya el periodo declarativo y por el contrario los que no han llegado a su tramo seleccionado el sistema le devolverá los ingresos indebidamente realizados.

Es importante recalcar, que estos cálculos están hechos sobre los rendimientos netos, es decir, ingresos menos gastos, y no sobre las cantidades facturadas o ingresos y que se aplica por tramos.

Desde UPTA también destacamos que los tramos más bajos del sistema apenas sufren minoración en la base de cotización, situándose la más baja en 816,99€ y en la más alta 1.797,39€.

César García, secretario general de AMTAS-UPTA, «es posible que este sistema pueda asustar a muchos autónomos, sobre todo si hacen caso a las numerosas informaciones “fake” que continuamente se publican. Personalmente, lo que más me asusta es que, de los 451.000 autónomos afiliados en la Comunidad de Madrid, el 36% de los autónomos/as madrileños declaren rendimientos netos por debajo de los 670 euros mensuales, y que más del 52% lo hagan por debajo del SMI. Esto demuestra la dimensión de nuestro tejido empresarial, y muy probablemente demuestra la falta de acceso a programas públicos de crecimiento, sostenibilidad, internacionalización e industrialización de estas unidades económicas, más allá de las subvenciones”.

Por otra parte, la organización pide al ejecutivo y a su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que tome en consideración la PNL aprobada hace unas semanas en la Asamblea de Madrid y que haga efectiva la ampliación de la tarifa plana a 36 meses para los colectivos más vulnerables y para todos aquellos que declaren rendimientos netos por debajo del SMI.