CASI 360 MILLONES DE EUROS QUE DEBERÍAN VOLVER A PONERSE EN CIRCULACIÓN, UNA VEZ CONCLUYA LA FASE DE CONCESIÓN DE ESTAS AYUDAS

08/06/2021/

Las exigentes condiciones para acogerse a la ayuda del plan COVID-19, aprobada por el Gobierno de España en el mes de marzo, harán que miles de trabajadores autónomos no cumplan con los requisitos necesarios, y se pierda la oportunidad de recuperar la economía de miles de actividades que han tenido que capear en solitario la crisis económica durante los últimos catorce meses.

En concreto, 2.800 millones en el conjunto del Estado y aproximadamente unos 360 millones en la Comunidad de Madrid, podrían no resolverse satisfactoriamente.

Al hecho de que miles de autónomos hayan utilizado sus bienes personales para afrontar sus deudas, y por lo tanto no tengan deudas acumuladas con proveedores, acreedores o entidades bancarias no pudiendo así ser beneficiarios de estas ayudas, hay que sumar el porcentaje de autónomos colaboradores, que tampoco tienen derecho por decreto. Además, hay que sumar los autónomos y microempresas que se quedan fuera de las ayudas por unas décimas en el porcentaje de descenso de volumen de negocio y, en el caso de la Comunidad de Madrid, todos aquellos que se quedan fuera por no estar encuadrados en los apenas 120 epígrafes de CNAE aprobados en su decreto de subvenciones.

César García, presidente de AMTAS-UPTA, “es una discriminación injustificada que aquellos que han reinvertido sus ahorros en salvar su negocio, no puedan acogerse a esta ayuda. Miles de ellos se han gastado hasta el último euro. Es necesario establecer un sistema compensatorio para todos los autónomos que han hecho frente a la crisis económica con recursos propios y que cumplen los criterios de pérdida de facturación que se han establecido en la ayuda publicada”. Sin duda alguna, esta millonaria aportación económica está diseñada para recuperar cuanto antes la inversión realizada por el Ministerio de Asuntos Económicos a través del ICO, por el cual han sido concedidos miles de pequeños créditos con aval público.

Desde AMTAS-UPTA, apostamos por crear una línea especial que vuelva a capitalizar los patrimonios económicos de los propietarios que han realizado el esfuerzo necesario para que ningún proveedor se quedase sin cobrar las facturas pendientes, o estar al corriente de pago con sus empleados.

Por ello, y ante la falta de medidas que aborden esta situación, desde UPTA trataremos de convencer al Gobierno de España de la necesidad de poner esta línea en marcha, o al menos permitir que lo hagan las CCAA. Sería incomprensible que en caso de que se cumpliesen las previsiones que hemos realizado, no se pusiesen los fondos económicos sobrantes a disposición de estos autónomos.