Madrid, 6 de noviembre de 2015.- Hasta la reciente aprobación de la Ley 31/2015 que modifica y actualiza las medidas de fomento del autoempleo, las personas desempleadas que quería hacerse autónomas podían capitalizar su prestación por desempleo hasta un 60 % a través de un pago único y el resto con cargo al abono de las cuotas sucesivas de seguridad social.

Según los datos del Servicio Público de Empleo (SEPE), a los que ha podido acceder la Asociación Madrileña de Trabajadores Autónomos (AMTAS), organización integrada en la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), acogiéndose a esta modalidad parcial de capitalización, son 4.234 los desempleados que han pasado a ejercer una actividad por cuenta propia. A ellos hay que añadir los que lo han hecho en cooperativas y sociedades laborales, aunque el 92 % lo ha hecho para hacerse autónomos.

Esta capitalización ha representado un desembolso al SEPE en Madrid de 37 millones de euros, y la capitalización media ha sido de 8.136 euros por persona.

Añadiendo a esta cifra las personas que solicitaron la prestación en ejercicios anteriores, pero que todavía se benefician del pago sucesivo de las cuotas a la Seguridad Social, el número de beneficiaros actual que son trabajadores autónomos en la Comunidad de Madrid es de 9.964.

AMTAS-UPTA espera que la nueva normativa que, por una parte permite la capitalización en una sola vez para la inversión inicial, y también la aportación a una sociedad mercantil, permita mejorar aún más estos datos. Ya que este modelo, para Sebastián Reyna, presidente de AMTAS-UPTA, “se ha convertido en la medida más eficaz para creación de nuevo trabajo por cuenta propia”.