28/10/2020/

AMTAS-UPTA ha analizado la situación por la que atraviesan 200.000 trabajadores autónomos que se encuentran en peores condiciones durante esta situación de crisis sanitaria y económica provocada por la COVID-19. Se trata de autónomos que fundamentalmente se dedican a la pequeña hostelería de menú del día, enseñanzas no regladas, fotógrafos, floristas, trabajadores de espectáculos de feria, ocio nocturno, etc. La mayoría de ellos llevan con una minoración de su facturación superior a un 80% desde el mes de marzo, cuando se decretó el Estado de Alarma.

En algunos casos como las academias de enseñanzas no regladas, de baile, de música, espectáculos de feria o pequeña hostelería nómada, entre otros, llevan sin facturar ni un solo euro desde el comienzo de la pandemia.

Los recursos que se han puesto en marcha por parte de la administración mediante el cese de actividad, o las ayudas planteadas por parte de las Comunidades Autónomas están resultando insuficientes. Por ello, desde AMTAS-UPTA intensificaremos las reuniones con todos los ministerios con responsabilidad para acometer una mejora cualitativa y cuantitativa de las ayudas destinadas a aquellos sectores que están en perores condiciones.

César García, Secretario General de AMTAS-UPTA, “esta situación está siendo agónica para miles de pequeños autónomos que ven un futuro negro e incierto para sus actividades económicas. Debemos doblar todos los esfuerzos para que se tomen decisiones administrativas que puedan salvar el mayor número de negocios posibles”.